MALTRATO MACHISTA

MALTRATO MACHISTA

Buenos días parroquianas y parroquianos.

Hoy, día contra la violencia de género, me vais a permitir que comience con una frase que refleja mi opinión del machismo existente. “Siempre ha habido, hombres, hombrecillos, macacos y macaquillos”. Un verdadero hombre nunca maltratará a una mujer, ni de palabra, obra u omisión; un hombrecillo, no maltratará físicamente porque realmente no tiene el coraje necesario; un macaco se permitirá maltratar a la mujer y a los más débiles que él; y un macaquillo maltratará en forma rastrera en forma escondida por estar carente de personalidad y coraje.

En Venezuela, un país en que viví durante más de 18 años, se dice: Una cosa es ser macho y otra ser hombre; el hombre afronta sus problemas con respeto y firmeza de igual a igual, protegiendo a los más débiles; el macho es pura boca con los iguales o superiores y se comporta como un déspota y un animal con los más débiles.

No entiendo que en el siglo XXI, estemos hablando de un problema que nunca debería haber existido, ya que los seres humanos, todos, somos iguales y como tal se nos deberá tratar. Creo que debería existir un registro público de los maltratadores, para que de ese modo TODA la sociedad les hiciera el vacío. Que no pudieran encontrar empleo, alquilar vivienda, utilizar créditos, en fin, todo aquello que les hiciera la vida imposible respecto a la sociedad civilizada. Ya que estamos viendo que las medidas tomadas hasta ahora no dan los resultados necesarios, pues podemos observar, que incluso la preparación en el colegio, no está eliminando esta lacra.

Damas y caballeros, impidan la llegada a ustedes, el contacto social con individuos de esta calaña. Si TODOS, los repudiamos, aprenderán a comportarse como HOMBRES.

Mujer, no permitas el maltrato a ti o a tus hijos. Denuncia, haz que la justicia tome cartas en el asunto.

Hombre, no permitas el maltrato en tu presencia.

Juez, si eres machista inhíbete de aceptar un juicio de maltrato.

Autoridades, legislen con mayor firmeza.

Fuerzas del orden apliquen la mayor severidad contra esos individuos y exhíbanlos para que la sociedad los vea. Que no se tapen las caras.  Son peores que los animales salvajes.

Un abrazo a todas y mi solidaridad con vosotras.

 

Vicente José Gil Herrera.

Deja una respuesta

La generosidad

30 de diciembre de 2020

UNA HISTORIA REAL

30 de diciembre de 2020