Hoy 25

Hoy 25

Hoy se celebra el Día de Navidad, dentro de un año de días malos, terribles situaciones de pérdida o alejamiento de los seres queridos. Días de temor a un enemigo invisible que nos acecha agazapado en el aire, en ese gas imprescindible para la vida, o en superficies y lugares inesperados. Pero hoy es un día especial para millones de seres humanos, y aunque con las debidas precauciones debemos intentar celebrarlo. No podemos dejar que se convierta en una victoria para ese bichito inmundo.

Aunque sea en la distancia física, no lo apliquemos a la emocional, estemos en contacto con nuestros seres queridos por cualquiera de los medios existentes, y brindemos porque seamos capaces de vencer a la pandemia.

 

Hoy por ser un día de amor, os dejo una prosa poética, de mi libro Amor es Poesía. Feliz Navidad parroquianos.

 

TENER O POSEER

 

Es un amanecer templado, de esos que se viven a la mitad del estío, donde la brisa está quieta y el sol en la lejanía comienza ya a despertarse. Sus rayos son perezosos pero cálidos y suaves. La ternura de esos rayos despierta a la flor dormida, una rosa muy hermosa, vestida de rojo intenso, bañada por el rocío que cada noche la impregna. Veo sus hojas suaves preñadas de ese verdor que te retorna la calma tan sólo con contemplarlo, sus pétalos de algodón con tersura virginal, cómo despiden destellos esas gotas de rocío que resbalando sin prisas se descuelgan perezosas hasta llegar a caer, y van lavando los poros que allí recubren su piel y limpian los finos vellos que allí protegen su tez. Sinfonía de belleza donde se mezcla el olor con destellos del rocío, con orgullo llena todo de su olor y coqueta ya se mece bajo el sol. Observo cómo está viva, cómo se siente feliz, escucho cómo la brisa la hace temblar de placer, y siento cómo me mira, pues ella también me ve y siente lo que te digo.

 

Quiero que entiendas, que al contemplar una flor, tú contemplas un milagro, el milagro de la vida, el cual, puede efectuarse a través de la armonía, y cuando la contemples siempre lo tengas presente, que destruyendo el milagro de la vida, el cual puede efectuarse a través de la fraternal concordancia de los elementos, y algo mucho peor, privando por egoísmo a otros seres del parque, de la belleza y amor que les ofrece esa flor, y también estás rompiendo el concierto  de la vida que hizo nacer esa flor.

 

Por ello, obsérvala, siéntela, y tenla en tu corazón, más no intentes arrancarla por tener la posesión, pues con ello estará muerta y nunca la poseerás.

 

Vicente José Gil Herrera.

 

 

 

 

Deja una respuesta

HERMOSA Y TRISTE NAVIDAD.

31 de diciembre de 2020

GLORIA

31 de diciembre de 2020