EL LIBRO ANTE EL LECTOR.

EL LIBRO ANTE EL LECTOR.

 

¡Al fin! Dijo el libro.

Alguien que puede que me lea.

Y si lo hace, quizás haga una reflexión.

¿Cómo alguien que pretende ser poeta,

adulto y reflexivo, puede haber escrito

tal sarta de necedades en las que fueron

mis virginales páginas?

Por lo menos es un primer paso,

Si alguien llega a leerme,

empezaré a considerarme un libro.

Si alguien inicia una reflexión

por las pobres letras que me manchan,

empezaré a sentirme reflexivo.

Si alguno al leerme siente

que su corazón se acelera

o cambia su acompasado ritmo,

entonces me sentiré poesía.

Y si por dicha o suerte

consiguiera que esas letras,

que un loco poseso derramó en mi interior,

erizarán el vello del lector.

¡Ah, entonces!

¡Entonces sentiré que soy poemario!

Deja una respuesta

MAR DE MIGRANTES

16 de diciembre de 2020

INCOMPATIBILIDAD

16 de diciembre de 2020