AMAR

AMAR

Hermosa palabra que engloba un mundo entero de sensaciones. Hoy quiero hablar del amor de pareja. No a los hijos a la naturaleza, al arte, o a otro millón de cosas y situaciones.

¿Estas amando? ¿Has amado alguna vez?

Quiero diferenciar entre enamoramiento y AMOR. Puede parecer lo mismo pero no lo es.

He sentido y vivido enamoramientos en varias ocasiones. Y cuando cierro los ojos y pienso en ellos, aún se me aloca el corazón; tiemblan mis carnes; se me erizan los vellos; escucho sus voces y sus risas; siento sus alientos, sus temblores, sus aromas; y soy capaz de distinguir a cada una de ellas. Pero no era amor. Cuando pasaron, no dejaron un hueco inmenso, (es como la diferencia entre casa y hogar. La casa puedes dejarla, el hogar aprisiona tu alma) un abismo imposible de salvar u olvidar. Pasaron dejando hermosos y vívidos recuerdos, pero no nostalgia de una presencia.

El amor es otra cosa, quizá empieza por un enamoramiento, que despierta todos nuestros sentidos, inmensas sensaciones, vivencias inolvidables que te hacen volver a vivir con solo recordarlos. Pero a la vez nace un respeto profundo, así como el deseo de intentar que ella realice sus sueños. La satisfacción de renunciar a ti para vivir a través de sus sentimientos y sensaciones. La confianza inalienable, que te conduce a estar seguro de ella. Tan seguro que pondrías tu vida en sus manos sin sentir la menor duda. Y poco a poco, con el pasar del tiempo, se va tornando cotidiano. Sí, cotidiano, con un sentir más sereno, más reposado, pero más profundo. Es como el respirar, no necesitas saber que el aire está ahí, simplemente lo respiras y te da la vida. Sin él, te sientes morir. Pero el amor llega más lejos. Tanto, que si llegas a sentir que la estás perjudicando, alcanzas a renunciar de su presencia, aunque nunca de su amor. Rehaces tu vida en el tiempo, pero siempre sientes una terrible cicatriz en el alma. Duele y a la vez, reproduce una sensación dulce que retrata una sonrisa en tu rostro. El AMOR nunca muere, puede aletargarse, disimularse, esconderse, disfrazarse, pero en el fondo de ti, tienes un rincón secreto, en el que en silencio y soledad veneras.

Vicente José Gil Herrera

Deja una respuesta

EL CIEGO

1 de diciembre de 2020

PUESTA DE SOL

1 de diciembre de 2020